e-rph 14, jun. 14 | ISSN 1988-7213 | revista semestral
  páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8
e-rph nº 14, junio 2014
Gestión | Estudios
 
 
Gestión del Patrimonio Cultural Arquitectónico 3D mediante estándares abiertos. El torreón de La Muela de Ágreda (Soria) | Zaira Joanna Peinado Checa, Javier Serrano Egido, Alberto Peinado Checa
 
     

 

INTRODUCCIÓN

El objetivo de este artículo es establecer un planteamiento sobre la obtención, almacenamiento y acceso a datos basados en modelos tridimensionales a través de estándares abiertos e interoperables. Dichos estándares permiten combinar información espacial, en este caso la geometría en tres dimensiones, con la información propia de un monumento histórico arquitectónico, en un único modelo de datos.

A grandes rasgos, la exposición del presente trabajo consta de la siguiente estructura. En primer lugar, se realiza una pequeña exposición acerca de la historia y el estado del arte de los sistemas de información en el ámbito del patrimonio y las entidades que los gestionan. En segundo lugar, se introduce la Directiva INSPIRE, el estándar abierto CityGML y la utilización de información geográfica. A continuación, se plantea un modelo de datos basado en información tridimensional y se ilustra el proceso de obtención y generación de información a partir del modelo elaborado a través del proyecto de rehabilitación del Torreón de la Muela de Ágreda (Soria). En último lugar, se analizan las posibilidades y aplicaciones que ofrece el modelo planteado.

El alcance del presente trabajo consiste en la exposición de una solución tecnológica planteada hasta un nivel muy específico, con el objetivo de ofrecer una perspectiva que pueda servir como alternativa a profesionales del sector e instituciones interesados en este ámbito a la hora de realizar valoraciones o cubrir posibles necesidades.

 

1.- Los sistemas de información en el ámbito del patrimonio

El concepto de catalogación del patrimonio cultural nace en España hace más de un siglo. El Real Decreto del 1 de junio de 1900 marca el inicio de la elaboración del Catálogo Monumental sobre diversas provincias (Muñoz, 2010).

Posteriormente se han producido acuerdos internacionales con instituciones competentes en materia de patrimonio. La Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural de 1972 de la UNESCO hace referencia a la necesidad de la elaboración de inventarios del patrimonio cultural y natural por parte de los estados. Asimismo el Consejo de Europa, mediante el Convenio para la Salvaguardia del Patrimonio Arquitectónico en Europa (Granada, 1985) señala la necesidad de elaboración de inventarios (Muñoz, 2007). De la misma forma, proyectos como Herein, Minerva y Digicult, se han gestado para el intercambio de información sobre la protección del patrimonio.

En la actualidad, las políticas de gestión y protección del patrimonio resultan complejas, debido a la diversidad de ámbitos a los que se enfrentan, competencias administrativas, calificación y aspectos legales. En relación a las competencias, existen los siguientes niveles: estatal, autonómico o regional, y local. La principal ley estatal que regula el patrimonio es la Ley 16/1985 de Protección y Conservación del Patrimonio Histórico Español (LPHE), acompañada por el Real Decreto 111/1986. Mediante la LPHE, el Estado establece el deber de proteger y conservar el patrimonio, garantizar el acceso, uso y disfrute al ciudadano, delegando en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través de la Dirección General de Bellas Artes, la gestión de algunos de los bienes del Patrimonio Histórico Español.

Por otra parte, la Constitución Española previó el traspaso de competencias sobre “Patrimonio Monumental de Interés para las Comunidades Autónomas” (art. 148). De esta forma, y una vez que han sido asumidas dichas competencias, las Comunidades Autónomas han ido promulgado sus propias regulaciones legislativas para la protección del patrimonio cultural ubicado en las mismas. La mayoría de ellas ha seguido el modelo de categorías y tipologías de bienes de la LPHE, aunque introduciendo algunas diferencias que las adaptan a su propia realidad patrimonial. Las Comunidades Autónomas son también responsables de la catalogación del patrimonio situado en su territorio, de acuerdo con las categorías de protección y tipologías de bienes establecidas en su propia normativa (y de acuerdo con las de la LPHE mientras se asumían estas competencias).

Las instituciones implicadas en la gestión del patrimonio utilizan en la actualidad sistemas de información para cubrir la demanda de información, catalogación, gestión y difusión del patrimonio.

Anteriormente a la aparición de dichos sistemas, la información se encontraba disgregada en las administraciones, en distintos formatos, mayoritariamente no digitalizados y poco accesibles. Esta situación impedía la utilización eficiente de la información dentro de la propia administración y dificultaba el acceso a otras instituciones y a la ciudadanía en general.

“Un sistema de información, es una estructura organizada con relación funcional entre sus componentes”, y en relación con el Patrimonio Cultural, es una herramienta válida para la tutela administrativa (Bolea y De Diego, 2001).

En el ámbito del patrimonio cultural, los sistemas de información regionales se centran no sólo en documentación referente a los bienes del patrimonio inmueble, sino también en general a los bienes muebles, arqueológicos y etnográficos catalogados de su territorio. En relación al patrimonio arquitectónico, el catálogo de bienes incluye información alfanumérica, imágenes, planos, otros documentos y relaciones con otros bienes. El catálogo de información alfanumérica está basado en las recomendaciones internacionales en cuanto a documentación. Estas recomendaciones se encuentran recogidas en la publicación Documenting the Cultural Heritage. Incluye normas esenciales de documentación del patrimonio arquitectónico basadas en el estándar Core Data Index to Historic Buildings and Monuments of the Architectural Heritage (Thornes y Bold, 1998). Dicho estándar fue creado por un grupo de trabajo compuesto por miembros procedentes de organizaciones del patrimonio de Francia, Alemania, Holanda, Suecia y el Reino Unido, y mediante el cual se caracterizaron edificios y sitios históricos por su nombre, ubicación, tipo funcional, fecha, arquitecto, historia, técnicas y materiales utilizados, condición física y estado de protección. Fue un punto de partida para definir modelos de datos para almacenamiento digital, en centros de documentación y en otros lugares donde era necesario para la comprensión detallada y cuidada de los monumentos individuales. Propuso el conjunto mínimo de elementos y especificaciones técnicas para el registro de todos los edificios de interés histórico y arquitectónico de cada estado o institución (Bold, 2009).

 

páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8

 
    
Universidad de Granada
Departamento de Historia del Arte
Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Proyecto de Investigación de Excelencia HUM 620
Dpto. Hª del Arte - Facultad de Filosofía y Letras - Universidad de Granada - Campus Universitario de la Cartuja, s/n - 18071 Granada (España) Tel. 650 661 370 - 958 241 000 (Ext. 20292) - Fax 958 246 215 - info@revistadepatrimonio.es

Licencia Creative Commons
Revista de patrimonio e-rph por www.revistadepatrimonio.es se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.revistadepatrimonio.es.
Diseño web y posicionamiento SEO Logo Alto Servicios