e-rph 21, dic. 17 | ISSN 1988-7213 | revista semestral
  páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8
e-rph nº 21, diciembre 2017
Difusión | Estudios
 
 
Documentación, conservación y difusión de un retablo a través de la Geomática: el retablo barroco de la Iglesia de San Miguel en Murcia
 
    

 

Ha parecido interesante realizar la separación entre los elementos arquitectónicos y los elementos escultóricos, para posteriormente poder continuar con el análisis de modo independiente.




Ilustración 03. Separación de la parte arquitectónica y escultórica del retablo de San Miguel de Murcia (Fuente: Elaboración propia).

A otra escala, podríamos tratar el motivo decorativo del jarrón en la parte superior, en la que se puso, probablemente, a finales del XIX, pues responde estilísticamente a la intervención de la que fue objeto el retablo entonces. Estas técnicas admiten eliminarlo y estimar su apariencia sin él. Además ha posibilitado un acercamiento a elementos que pasan desapercibidos en el conjunto y con la distancia. Hay capiteles y motivos de decoración que incorporan atributos eucarísticos y bélicos en relación a San Miguel, así como escenas relacionadas con la Eucaristía y otros elementos iconográficamente significativos. Se trabaja en ponerlos a disposición del público en un proceso con elaboración de fichas de elementos seleccionados, que podrían incluirse en el modelo generado.

- Se ha logrado un mejor conocimiento de la obra en su conjunto y en el detalle. Medido por primera vez con estas técnicas, sus proporciones se basan en el número áureo, con las connotaciones simbólicas que implican, especialmente en este caso. La medición precisa posibilita un estudio más riguroso sobre aspectos que en el pasado era más complicado aproximarse, como las relaciones composicionales entre la arquitectura y escultura y las proporciones de las partes entre sí y con el todo. El orden arquitectónico suele responder en sus opciones numéricas a lo establecido en unos tratados concretos. Con los datos disponibles, cabe aproximarse con mayor seguridad a ellos. Por una parte, generalmente el escultor hace las imágenes respetando ciertas proporciones en las medidas del cuerpo humano y se obliga a considerar las dimensiones acomodadas al sitio. Por otra, el rectángulo conformado considerando el testero del presbiterio, con el lado menor de 8,339 m. y el lado mayor de 13,414 m., responde al número de oro, con apenas 7 cm. de diferencia en el lado mayor que siguiendo la proporción debería ser de 13,493 m. Esta relación, proveniente de la sucesión de Fibonacci desarrollada por el matemático italiano Leonardo Pisano, se considera la relación más armoniosa.




Ilustración 04. Acotación de la proporción aurea y la elipse inscrita en el retablo de San Miguel de Murcia (Fuente: Elaboración propia).

Evidentemente que disponiendo de diferentes medidas no es complejo encontrarlo, pero se ha realizado a partir de puntos y secciones de composición significativos. El número de oro en esta obra podría tener un valor simbólico y sagrado particular. En este sentido cabe recordar que, en su libro De Divina Proportione, Pacioli asocia este número a Dios, por su unicidad, requerir de tres relaciones como la Trinidad, inconmensurabilidad, inmutabilidad y quinta esencia (Pacioli, 2008: 41–42). En su iconografía, este retablo es trasunto del cielo, con Cristo en el pan eucarístico y su corte de arcángeles capitaneada por San Miguel venciendo al demonio y ángeles atlantes y niños entreverados en las nubes. La virtud teologal de la Fe con los ojos vendados habla de creer en aquello que no se ve. Además, cabría dibujar una elipse partiendo de las principales líneas composicionales. Como siempre, en el eje de simetría se situaría el titular del templo, en este caso la escultura de San Miguel, sobre las que se articula todo el retablo. Los dos focos estarían uno sobre el tabernáculo que acoge la Eucaristía y otro en la alegoría de la Fe. Como señala Arnheim (2011: 102–104), en el Barroco se muestra la predilección por la composición elíptica con diálogo entre sus dos centros, frente al Renacimiento que opta por la perfección del círculo. Añade que la elipse vertical implica un simbolismo añadido de arriba y abajo: la Eucaristía como alimento espiritual está cercana al hombre y, más elevada, la Fe.

- Se han realizado las secciones que se consideran necesarias para completar aspectos de análisis relativos al alzado del retablo y a su variación, a partir del modelo obtenido. Se observa que las cuatro secciones obtenidas son diferentes entre sí, aunque es aspecto a seguir mejorando e investigando. Desde finales del siglo XVII y muy especialmente en el XVIII, se produce un incremento de movimiento en la estructura arquitectónica de los retablos, que no es uniforme a lo largo de su recorrido vertical y es difícil cuantificarlo en toda su dimensión. El modelo generado permite hacerlo, al efectuar varios cortes y comprobar cómo cambia, especialmente la proyección del volado de la cornisa, realizado a una altura de 9,48 m. del modelo. Tradicionalmente se ha venido analizando sólo la planta realizada mediante dibujo a nivel del suelo o bien utilizando la que figura en los escasos proyectos conservados que la incluyen. En la más baja, a una altura de 1,28 m. puede apreciarse la mesa de altar, que no es de la época. Se atiende, como en la mayoría de las situaciones, a lo estipulado en el Misal de Pablo VI, que significa la aplicación de los cambios litúrgicos auspiciados por el Concilio Vaticano II, clausurado en 1965.




Ilustración 05. Diferentes secciones horizontales del retablo de San Miguel de Murcia (Fuente: Elaboración propia).

El retablo presenta una estructura compleja y repleta de infinidad de aspectos a considerar y, en consecuencia, la toma de datos y su lectura también lo son. La riqueza de recovecos propia de ese momento del Barroco produce ocultaciones y zonas de difícil acceso y visibilidad, que se ven reflejadas en el modelo generado y como consecuencia en las secciones del mismo. Las áreas de oclusión siguen siendo un problema serio en los modelos generados con láser escáner (Fantini, 2012). Por ende, la utilización de estas técnicas no permite visualizar la parte posterior de las piezas y sería interesante utilizar complementariamente otra instrumentación como drones o sistemas de fotogrametría telescópico, como puede ser el 3Deye para poder fotografiar esos recovecos y mejorar los resultados. Las columnas están sin terminar en su cara no visible y algunos elementos ornamentales sin policromía. Además, hay puertas giratorias tanto en el camarín como en el tabernáculo, que ofrecen visiones diferentes del retablo y que solamente se abren en concretas ocasiones por culto o festividad.

- Se han planteado relecturas relacionadas con el proceso de creación artística. Las imágenes obtenidas permiten reflexionar sobre la creación en los comienzos de la carrera de Francisco Salzillo. El escultor mantuvo siempre una fructífera colaboración con maestros de otras profesiones y, especialmente, en estos escenarios de madera. Añade aquí una dimensión afectiva, al compartir el espacio del retablo con la obra de su padre, que hizo la imagen de San Miguel décadas antes. Francisco tuvo muy presente el tamaño de la escultura de su progenitor para potenciar su valor y contribuir a que no quedase desmerecida en la estructura arquitectónica (Peña–Velasco, 2013), que apostaba por un cuerpo único en su arquitectura, descartando la compartimentación y los ciclos pictóricos que dominaban en la etapa precedente. En un retablo, las esculturas no tienen el mismo tamaño, dependen de su importancia y emplazamiento. En general son más grandes las que están a más altura, como aquí se comprueba [Ilustración 6].




Ilustración 06. Siluetas acotadas de las esculturas del retablo de San Miguel de Murcia y en disposición lineal (Fuente: Elaboración propia).

La de mayor envergadura suele ser la imagen principal, que en el Barroco se instaló en amplias hornacinas y en camarines, lo que permitía el incremento de su volumen. En esta ocasión, no sucede así, siendo San Miguel la menor. Del pie a la cabeza mide 1,45 m.

páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8

 
    
Universidad de Granada
Departamento de Historia del Arte
Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Proyecto de Investigación de Excelencia HUM 620
Dpto. Hª del Arte - Facultad de Filosofía y Letras - Universidad de Granada - Campus Universitario de la Cartuja, s/n - 18071 Granada (España) Tel. 650 661 370 - 958 241 000 (Ext. 20292) - Fax 958 246 215 - info@revistadepatrimonio.es

Licencia Creative Commons
Revista de patrimonio e-rph por www.revistadepatrimonio.es se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.revistadepatrimonio.es.
Diseño web y posicionamiento SEO Logo Alto Servicios