e-rph 21, dic. 17 | ISSN 1988-7213 | revista semestral
  páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8
e-rph nº 21, diciembre 2017
Patrimonio y Desarrollo | Estudios
 
 
Hotel Castillo de Valdés Salas. Una historia de recuperación patrimonial
 
    

 

Mejor documentado está el conjunto de la villa de Salas, ya que con el objetivo de incluirlo en el expediente de declaración de BIC se encargó un estudio sobre el mismo, que fue posteriormente publicado por el ayuntamiento (FERNÁNDEZ SUÁREZ, 2007).

Es necesario destacar que este trabajo no pretendió en ningún momento abordar un estudio en profundidad de cada inmueble, sino dar una visión general de la situación y el estado de la cuestión. De lo que se trata, en definitiva, es de poner en valor un interesante patrimonio arquitectónico y llamar la atención sobre la necesidad de preservarlo. Para ello resulta imprescindible acometer labores de inventario y catalogación, revisando y corrigiendo las fuentes existentes, para proceder a un rastreo in situ de potenciales edificios dignos de ser considerados y que ahora no lo están. Además, es urgente disponer de una señalización adecuada que llame la atención sobre el valor de los inmuebles. Todo ello podría culminar en la elaboración de una guía que invitase a la realización de rutas turísticas de las casonas y palacios de Salas(2).

Hablar de las casonas y palacios del concejo de Salas supone necesariamente hablar de dos momentos históricos relevantes que conllevaron un énfasis constructivo cuyos testimonios han llegado hasta hoy: la Edad Moderna y los años del cambio del siglo XIX al XX ligados al fenómeno indiano. Y esto no es algo privativo del municipio, ya que con mayor o menor intensidad lo encontramos en otros muchos lugares de Asturias, donde el paisaje aparece salpicado de construcciones palaciegas en ocasiones barrocas o renacentistas, siendo otras veces el testimonio de la emigración asturiana a América a finales del siglo XIX.

Ostentación en ambos casos, de todas formas. Ostentación de haber logrado una paz duradera, que permite transformar el castillo en palacio, ostentación barroca luego que enfatiza el poder y riqueza de sus moradores, y por fin la ostentación del nuevo rico, que muestra al mundo, a su mundo pequeño y provinciano, el orgullo de quien ha viajado, ha triunfado y ha vuelto para contarlo y para llevar un poco de cosmopolitismo a lugares apartados y cerrados en sí mismos.

Así, si bien estamos ante dos tipos de manifestaciones que obedecen a situaciones y momentos históricos diametralmente opuestos, encontramos sin embargo que el resultado para el paisaje de un concejo del interior de Asturias, resulta cuando menos equilibrado: palacios desmesurados se reparten entre valles y montañas donde la tónica general habla de aldeas y pequeñas viviendas populares.

Ciñéndonos a los edificios de Época Moderna (ya que el estudio del fenómeno indiano excede los límites planteados a este trabajo), es preciso detenernos a definir lo que los términos casona y palacio señalan. Siguiendo a Ramallo (RAMALLO, 1982) hay que distinguir ambos conceptos. A su juicio, el palacio ha de reunir los siguientes requisitos: capilla propia, torre o torres, escudo y salones. El palacio en una localidad será el edificio más completo y la casona aquel al que le falten elementos. No obstante, en ocasiones puede llevar a confusión la carencia de capilla, que obedece a que la familia disponía de una en la contigua iglesia parroquial, o la inexistencia de torre por haberse perdido, o por haber quedado englobada en dependencias diversas.

Haciendo un poco de historia (ALONSO PEREIRA, 1996), hay que recordar que durante los siglos XIV y XV la arquitectura civil en Asturias se halla muy condicionada a lo militar, predominando cercas, murallas y torres defensivas. Son actualmente escasas las torres de estas épocas que se conservan, aunque algunas sí hay, destacando las que jalonan los principales puntos defensivos del valle del Nalón: Olloniego, Ciaño o El Condado. También son pocos los restos amurallados que nos han llegado, siendo dignos de mención los de Salas, Llanes u Oviedo(3).

Es interesante destacar como en el siglo XV se realizarán ya casonas y palacios tanto urbanos como rurales, sea de nueva planta, sea a partir de la vieja torre familiar. Se recurre ahora a lenguajes más cuidados y un cierto afán decorativo que contrasta con la rudeza de las fortalezas anteriores. Surgen así los palacios de los García de Tineo, de la Rúa en Oviedo o de Gastañaga en Llanes. Esta tendencia se continúa en la centuria siguiente. De todas formas la preponderancia de la edificación religiosa constituirá un hecho.

Será en el siglo XVI cuando se instaure en Asturias el tipo de palacio con fachada flanqueada por dos torres que la sobrepasan en altura por lo menos un cuerpo, con patio central cerrado por cuatro crujías en villas en desarrollo, o patio abierto rodeado de sólo tres crujías en ejemplos rurales o villas de menor entidad. El viejo torreón será el núcleo generador, quedando a veces en el centro de la planta de L, como en la Casa de los Menéndez de Luarca en Sangoñedo (Tineo) o en Salas en Doriga, o dejándolo de lado como ocurre en el palacio de La Mortera (Tineo) o en la Torre de Salas.

La mayoría de estos palacios sufre reformas o ampliaciones durante los siglos del Barroco. Estas actuaciones se evidencian especialmente en los enmarques de los vanos, en basamentos de balcones, en la ornamentación de los escudos. Generalmente el objetivo de estas ampliaciones atiende a crear un gran salón que, mediante diáfanos balcones, se abra a la parte más concurrida o transitada de la localidad. Dice Ramallo que “de esta manera los palacios y las familias que los habitan dejan de mirar sobre sí mismas y se vuelcan al mundo que les rodea para enseñarles su poderío económico”. Es de hecho el mismo planteamiento que en el siglo XIX llevará a la burguesía a abrir miradores acristalados en sus edificios.

Durante el Barroco las nuevas realizaciones muestran ya la opulencia en que empieza a moverse la aristocracia asturiana, que acude a modelos cultos en ocasiones, pero que en otras los mezcla con elementos provenientes de la tradición rural o popular.

páginas | 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8

 
    
Universidad de Granada
Departamento de Historia del Arte
Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Proyecto de Investigación de Excelencia HUM 620
Dpto. Hª del Arte - Facultad de Filosofía y Letras - Universidad de Granada - Campus Universitario de la Cartuja, s/n - 18071 Granada (España) Tel. 650 661 370 - 958 241 000 (Ext. 20292) - Fax 958 246 215 - info@revistadepatrimonio.es

Licencia Creative Commons
Revista de patrimonio e-rph por www.revistadepatrimonio.es se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.revistadepatrimonio.es.
Diseño web y posicionamiento SEO Logo Alto Servicios