e-rph 8, jun. 11 | ISSN 1988-7213 | revista semestral
  páginas 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7
e-rph nº 8, junio 2011
Concepto | Estudios
 
 
El Canal de San Indalecio. Caracterización y estudio de un sistema hidráulico del Siglo XIX en la provincia de Almería | Yolanda Górriz Expósito y José Sabater Montes
 
     

 

AGRADECIMIENTOS

Los autores quieren manifestar su agradecimiento a los profesores de Historia de la Universidad de Granada D. Manuel Espinar Moreno y D. José Antonio Esquivel Guerrero por el apoyo y los consejos ofrecidos desde el primer momento en el que se planteó este estudio. Igualmente quieren agradecer por su constante ayuda durante las prospecciones a Dña. Francisca Expósito Ferrón y D. Juan José Hernández Lorenzo, así como a todas aquellas personas que de un modo u otro han mostrado interés por este trabajo y nos han ayudado a llevarlo a cabo.

INTRODUCCIÓN

El estudio que se presenta a continuación pretende ser una primera aproximación al conocimiento del Canal de San Indalecio, un sistema hidráulico con características monumentales creado a finales del siglo XIX. Se encuentra situado geográficamente en la cuenca del Bajo Andarax (Almería), y más concretamente en una franja de territorio localizada en la ribera de poniente del río Almería (como comúnmente se denomina al río Andarax en su zona baja), dentro de los límites geográficos, municipales y antrópicos que se pueden observar en la ilustración 1. [Ilustración 01]


Ilustración 01. Izquierda: Localización del territorio en el que se desarrolló el Canal de San Indalecio en la provincia de Almería. Derecha: Localización del territorio en el que se desarrolló el Canal de San Indalecio en los términos municipales de Benahadux, Huércal de Almería y Almería (Plano base: Vuelo Americano de 1956)

Aunque la parte del recorrido que transcurre por el paraje conocido como La Molineta se encuentra en trámite de ser inscrita en el Catálogo General de Patrimonio Histórico de Andalucía, y aunque desde la Delegación de Cultura se ha declarado que se han abierto expedientes para conseguir la protección del Canal de San Indalecio, lo cierto es que cada día el estado de conservación de algunos elementos constructivos de este sistema hidráulico empeora. Teniendo en cuenta esta situación y el tiempo que puede transcurrir en la tramitación de estos expedientes, se ha decidido realizar el presente estudio. Para llevar a cabo este estudio ha sido fundamental crear un inventario de las estructuras hidráulicas conservadas, que se ha pretendido que sea lo más exhaustivo posible.

Para el desarrollo del estudio se ha seguido una metodología basada sobre tres pilares fundamentales, a saber:

  1. Análisis de fuentes.
  2. Análisis cartográfico y ortofotográfico.
  3. Prospección arqueológica.

La información recopilada a través de estas tres vías ha sido almacenada y procesada a través de una base de datos SQL, estudiada mediante Sistemas de Información Geográfica (SIG), analizada estadísticamente y presentada en forma de inventario en fichas individuales en la página web: http://www.conservarte.es/csi.html a través de la cual se va a realizar la difusión sobre este sistema hidráulico. [Ilustración 02]


Ilustración 02. Ejemplo de ficha con los datos generales y datos específicos de un acueducto según se ha previsto mostrar en la página web en la que se va ha realizar la difusión.

1.- CONTEXTO HISTÓRICO

La historia decimonónica en Almería no va a ser sino el reflejo de lo que va a acontecer a escala nacional. Teniendo esto en cuenta podemos concebir la creación del Canal de San Indalecio —en adelante CSI— como la consecuencia de una serie de cambios desarrollados a lo largo de todo el siglo XIX.

El primer cambio significativo a considerar es el que tiene lugar en la propiedad de la tierra con la supresión del mayorazgo tras la promulgación de la Ley Desvinculadora de 1820, y la puesta en marcha de las desamortizaciones; la de Mendizábal, que tuvo lugar en 1836, en Almería no se iniciará hasta 1838. Del estudio que realiza Navarro Godoy sobre esta, destaca el alto porcentaje de haciendas vendibles en manos solamente del convento de Santa Clara y del de la Purísima Concepción, un 50%. Tras el proceso desamortizador se establece un régimen de explotación de pequeñas propiedades (con menos de 10 Ha) que constituyen el 99,25% del total, en el que la nobleza, a excepción del Marqués de Torre-Alta que puja por una sola finca, va a estar ausente.

Otro cambio tiene lugar cuando se desarrolla todo un conjunto de medidas legislativas cuyo objetivo es favorecer y regular la creación de sistemas hidráulicos que el Estado no podía afrontar. De todas las Reales Órdenes, Reales Decretos y Leyes que se pusieron en marcha, solamente se van a exponer aquellas que se han considerado más significativas para este estudio.

La primera es un Real Decreto de 19 de mayo de 1816 que promueve el regadío. En este, el Rey incentiva a los Ayuntamientos, Cabildos eclesiásticos y sujetos particulares, nacionales o extranjeros, para que acometan las obras necesarias para el riego. A mitad de siglo ve la luz la Ley de 24 de junio de 1849. Esta ley es la que se encarga de regular la servidumbre de acueducto dando lugar al establecimiento de regadíos con aguas públicas al permitir el aprovechamiento de las mismas en zonas menos próximas a cauce del río. Según Pérez Pérez (1982:189), esta ley otorgaría también “exenciones fiscales a quienes invirtieran en la construcción de canales, acequias y demás obras de riego en que se hiciera uso de las aguas públicas, para regar terrenos propios o ajenos, con tal que hubiere precedido concesión real”. Ya casi a final del siglo vio la luz la Ley de 1879. Según el art. 228 de ésta, se estableció la formación necesaria de una comunidad de regantes cuando el número de éstos llegase a 20 y no bajase de 200 el de hectáreas regables, o cuando, a juicio del Gobernador de la provincia, lo exigiesen los intereses de la agricultura. Sin embargo, parece que todas las medidas tomadas a lo largo del siglo para fomentar las comunidades, o para la imposición de servidumbres, no bastaron para incentivar suficientemente a los particulares en la promoción de los regadíos. Para cambiar esta situación, la ley de 27 de julio de 1889, volvió a dictar reglas para la concesión de auxilios a las empresas constructoras de canales y pantanos de interés público.

Por lo que respecta al cambio social, hay que señalar cómo, a nivel nacional, debido a la compleja situación política y social, la industrialización se produjo con retraso respecto al proceso iniciado en Europa. Durante el reinado de Isabel II, Almería, como la mayoría de provincias españolas, actuará como abastecedora de materias primas a países extranjeros. Sus extracciones mineras no generaron más industria en la provincia que la de la fundición. A pesar de esto surgió la nueva clase burguesa como resultado de la acumulación de capital procedente de la minería. Gran parte de este excedente de capital sería invertido en la compra de tierras —concentradas muchas de ellas en el Bajo Andarax—, donde esta burguesía creo sus cortijos a modo de residencias de recreo. Paralelamente a esta situación, además, la provincia comenzó a experimentar un “boom” agrícola basado en la exportación de uva de embarque que reportó notables beneficios a sus productores. Esta nueva situación de bonanza económica propició que los propietarios de estas fincas dedicaran cada vez más tierras al cultivo de la uva. Finalmente, con el afán de crear nuevas tierras de regadío para poder dedicar al monocultivo surgió el Canal de San Indalecio.

1 | 2 | siguiente

 
     
Universidad de Granada
Departamento de Historia del Arte
Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Proyecto de Investigación de Excelencia HUM 620
Dpto. Hª del Arte - Facultad de Filosofía y Letras - Universidad de Granada - Campus Universitario de la Cartuja, s/n - 18071 Granada (España) Tel. 650 661 370 - 958 241 000 (Ext. 20292) - Fax 958 246 215 - info@revistadepatrimonio.es

Licencia Creative Commons
Revista de patrimonio e-rph por www.revistadepatrimonio.es se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.revistadepatrimonio.es.
Diseño web y posicionamiento SEO Logo Alto Servicios