e-rph 8, jun. 11 | ISSN 1988-7213 | revista semestral
  páginas 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8
e-rph nº 8, junio 2011
Concepto | Estudios
 
 
El paisaje de la electricidad en Aragón | María Pilar Biel Ibáñez
 
     

 

c) Análisis arquitectónico y tecnológico

La primera central y fábrica [Ilustración 02] estaba compuesta por los siguientes inmuebles: la central-fábrica, el edifico de mezclas (desaparecido), el edificio de trituración, embidonado y talleres (desaparecido) la portería y vivienda del portero, la vivienda y despacho de la dirección de la fábrica, la carbonera, los talleres, los almacenes (había dos: uno para el producto acabado y otro para repuestos, en la actualidad solo se conserva uno de ellos) y la carpintería, la fragua (desaparecido), los aseos (desaparecido) y el secadero de carbón (desaparecido). Además de una red de vías que comunicaban las diversas dependencias de la industria (desaparecidas).




Ilustración 02. Central eléctrica nº 1. Foto: Carlos Colás

Siguiendo las investigaciones de Patricia Pérez Castañer (Pérez Castañer, 2009), el proyecto general de instalación de la fábrica de carburo cálcico fue encargado al ingeniero electrometalúrgico Gustave Gin, mientras que el ingeniero Fernando Junoy se hizo cargo del proyecto hidráulico y el arquitecto Francisco Sola del diseño arquitectónico del conjunto. La empresa catalana La Maquinista Terrestre y Marítima fue la encarga del suministro de las piezas metálicas, saliendo de sus talleres las armaduras y las vigas de la estructura.

Desde el punto de vista tipológico, se opta por la nave para los edificios industriales y los auxiliares tratándose en el edificio principal de una doble nave adosada, al contener en un mismo espacio las dos funciones: de central eléctrica y de fábrica de carburo cálcico; mientras que para las viviendas se prefiere la vivienda unifamiliar de doble planta. En el caso de la portería vivienda, hay una reelaboración de la tipología del arco de entrada a la ciudad dotándola de polifuncionalismo al colocar sobre la puerta de entrada la vivienda del portero.

En todos los casos, los materiales de construcción son la mampostería enlucida, a excepción de la portería-vivienda que queda a cara vista, y el ladrillo con un valor ornamental. En el edificio industrial, estos materiales envuelven una estructura conformada por unas vigas de hierro soportadas por pilares, sobre las que se desplazaba el puente grúa, y una cubierta tipo warren a doble vertiente, que se repite en las naves auxiliares.

Desde el punto de vista estilístico, en el conjunto de estos edificios hay una clara influencia de un modernismo de tendencia neogótica más próximo al gusto catalán que al modernismo que en esos momentos se estaba practicando en Aragón, especialmente en su capital, Zaragoza. No es extraño este predominio de las corrientes estilísticas catalanas si tenemos en cuenta la procedencia catalana tanto del capital como de su primer director. Este estilo, aplicado al edificio industrial, centra todo su aparato ornamental en el tratamiento de las fachadas dejando unos interiores funcionales. Las fachadas se organizan en grandes tramos homogéneos de dobles vanos que ocupan la práctica totalidad del paramento mural quedando marcado el ritmo mediante el uso de pilastras resaltadas en ladrillo y rematadas a modo de pináculos lobulados. En las fachadas cortas, la decoración se concentra en los vanos destacando los arcos, sus enjutas y dinteles con molduras de ladrillo que crean, de nuevo, formas lobuladas.

Aun siguiendo unos principios decorativos similares, la carbonera, las oficinas y la portería manifiestan una personalidad propia. La carbonera destaca tanto desde el punto de vista tipológico como estilístico. En el primer caso, presenta una adaptación a las condiciones de trabajo ya que el carbón se descargaba por la parte superior y se extraía para su uso industrial por las diferentes puertas colocadas en la zona semicircular. Desde el punto de vista estilístico, combina la mampostería en el zócalo, los pilares de ladrillos ornamentados como el resto de los inmuebles y un coronamiento abalaustrado, completándose su aparato decorativo con el recubrimiento cerámico de sus muros a base de teselas de color amarillo y verde que le otorgan una gran vistosidad y lo singulariza del resto de inmuebles.

El edificio que en la actualidad está destinado a oficinas, originalmente, cumplió con esta función combinada con la de vivienda de la dirección. Como se ha indicado se opta por la vivienda unifamiliar de dos plantas más la presencia de una torre, que bien se puede calificar de torre campanario ya que en ella se localiza el reloj y la sirena que anunciaba a los trabajadores el cambio de turno. Desde el punto de vista estilístico, lo más destacado de este edificio es su bicromía. Los muros se encuentran enlucidos en blanco mientras que las esquinas del inmueble y las jambas, dinteles y arcos de los vanos se refuerzan visualmente por la presencia del ladrillo de un tono rojizo.

Finalmente, es destacable el edificio de la portería. Desde el punto de vista tipológico combina la función de arco de entrada con el de vivienda. Y desde el punto de vista estilístico, sobresale su evocación medieval con sus muros de mampostería a cara vista, el uso de arcos apuntados como elementos de entrada y la presencia de un remate en forma de crestería y de balconadas.

La Central nº 2 [Ilustración 03] se componía de casa de máquinas, de una vivienda portería y de un tercer inmueble con funciones de oficinas y viviendas. En este caso, el protagonismo arquitectónico recae en el primero de ellos. Se trata de una gran nave de una sola altura, esqueleto de hormigón armado y cubierta a doble vertiente sobre cerchas metálicas tipo Warren. Desde el punto de vista estilístico se opta por el funcionalismo basado en la desornamentación de los alzados y la presencia de amplios ventanales de desarrollo vertical. El conjunto está rematado por un entablamento de reminiscencias clásicas.




Ilustración 03. Central eléctrica nº 2. Foto: Carlos Colás

Esta misma opción funcionalista se observa en la vivienda unifamiliar que cumple las veces de portería, la cual ha pedido el carácter neomedieval de la primera descrita; mientras que en la segunda, posiblemente de posterior construcción, se combina la pierda con el enfoscado en su fachada y el uso de vanos de medio punto para la zona de la planta baja.

Si la central nº 1 es un ejemplo de arquitectura modernista singular en Aragón, en este caso, se trata de uno de los primeros edificios industriales levantados en esta Comunidad en los cuales se siguen los principios del racionalismo internacional. El diseñador de esta casa de máquinas conoce la famosa fábrica de turbinas de la AEG diseñada a principios de siglo por Peter Behrens. Su solución constructiva, realizada en este caso en hormigón, es similar; al mismo tiempo que se opta por el uso de nuevos materiales como el hormigón y la estética racionalista basada en la carencia de ornamento. Sin duda, un edificio pionero en el panorama arquitectónico aragonés. Ya que, aunque en su arquitectura industrial predomina la desornamentación y la funcionalidad estética no así el uso tan decidido de los nuevos materiales industriales, y mucho menos del hormigón. Es, sin duda, uno de los primeros edificios industriales construidos con este material en Aragón (Biel Ibáñez, 2004), junto con la nave de pulpa de la Azucarera de Alagón, y forma parte de ese número reducido de los construidos en España en esta misma década (García, Landrove, Tostoes, 2004).

1 | 2 | 3 | 4 | siguiente

 
     
Universidad de Granada
Departamento de Historia del Arte
Observatorio del Patrimonio Histórico Español
Proyecto de Investigación de Excelencia HUM 620
Dpto. Hª del Arte - Facultad de Filosofía y Letras - Universidad de Granada - Campus Universitario de la Cartuja, s/n - 18071 Granada (España) Tel. 650 661 370 - 958 241 000 (Ext. 20292) - Fax 958 246 215 - info@revistadepatrimonio.es

Licencia Creative Commons
Revista de patrimonio e-rph por www.revistadepatrimonio.es se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.revistadepatrimonio.es.
Diseño web y posicionamiento SEO Logo Alto Servicios